Espinela

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Qué es la espinela

La espinela es una piedra preciosa que ha sido utilizada por los joyeros desde la antigüedad. Sin embargo, no ha sido hasta hace muy poco tiempo que se le ha dado toda la importancia que se merece.

Piedra espinela en bruto
Espinela mineral

Lo realmente curioso de esta gema es que, antes de que hicieran aparición los primeros avances en el campo de la gemología moderna, entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, esta piedra solía identificarse como corindón, probablemente debido a que aparecía en los mismos yacimientos que éste, y a la coincidencia de la gama de colores con que ambos minerales aparecen en la naturaleza. Sin embargo, la composición química de la espinela mineral es claramente distinta a la del corindón.

 

La etimología del nombre de la espinela no está clara del todo. Parte de los expertos piensan que podría provenir del origen latino de la palabra espina, precisamente por la forma puntiaguda en que habitualmente aparecen los cristales de este mineral. Por otro lado, existe otra corriente que atribuye el nombre de la espinela a una evolución del término griego spinos, cuyo significado es chispa, haciendo alusión a los acentuados destellos característicos de la variedad roja de este mineral.

Propiedades

Las espinelas forman un grupo isomorfo con numerosas especies. Es decir, a pesar de no compartir exactamente la misma composición química, sí que presentan la misma estructura, distribución de los átomos y dimensiones de sus moléculas. Lo que sí comparten todas las especies, en lo que a química se refiere, es que son óxidos dobles.

La espinela con valor gemológico, que es la que aquí nos interesa, es un óxido doble de aluminio y magnesio, que a veces puede ser sustituido por hierro, zinc o cromo, dando así lugar a las distintas variedades mineralógicas.

Cristaliza en el sistema cúbico, y suele presentarse habitualmente en forma de octaedros y rombododecaedros. Es bastante típico que aparezcan cristales octaédricos de espinela unidos, formando lo que se conoce como macla de espinela.

Dureza:8 en la escala de Mohs
Densidad:3,57 – 3,90 hasta 4,41 en Gahnoespinelas
Fractura:Concoidea
Exfoliación:No presenta
Brillo:Vítreo
Transparencia:Transparentes (las usadas en gemología)
Carácter óptico:1,712 a 1,718 – 1,760(Ganhospinelas)
Dispersión:0,020
Pleocroísmo:No presenta, por ser isótropa
Luminiscencia:Las rojas presentan fluorescencia a los rayos ultravioleta largos, de color rojo intenso, debido al cromo.

Variedades de espinela

La espinela mineral puede tener coloraciones muy atractivas y variadas. Se han utilizado como piedras preciosas desde la antigüedad, la mayoría de las veces confundidas con el rubí, como veremos más adelante.

Estas son las variedades más comunes:

Espinela incolora

Apenas aparece en la naturaleza y suele presentar un ligero color rosado.

Piedra espinela incolora
Espinela incolora

Espinela Roja

Variando desde el color rojo claro, rojo amarillento, rojo parduzco, rojo intenso, hasta el rojo violáceo. Esta coloración roja es debida al cromo. Es tal vez la variedad de espinela con más demanda. Suele confundirse con el rubí.

Piedra espinela roja
Espinela roja

Espinela azul

La gama de tonos va desde el azul claro, azul grisáceo, hasta el azul oscuro. Este color azul es causado por el hierro(Fe++), aunque hay muchas espinelas azules cuyo color viene determinado por la presencia de cobalto. Es frecuente en esta variedad que parte del magnesio esté sustituido por zinc, por lo tanto las propiedades físicas como ópticas pueden ser más elevadas con respecto a las otras espinelas.

Piedra espinela azul
Espinela azul

Espinela verde

El tono de color verde que poseen estas espinelas es causado por el hierro y suele ser muy oscuro. Las piedras de espinela de esta variedad apenas se usan en gemología.

Piedra espinela verde
Espinela verde

Ceylanita

La espinela ceylanita se forma por sustitución del magnesio por Fe++ y del Aluminio por Fe+++. Suelen tener color pardo, amarillento o negro. Generalmente son poco transparentes u opacas.

Piedra ceylanita
Ceylanita

Picotita

La espinela picotita aparece por sustitución parcial de magnesio por Fe++ y del aluminio por cromo . Son de color pardo amarillento, pardo verdoso, o negro. Al igual que la ceylanita son translúcidas u opacas.

Gahnoespinela

Se forma por la sustitución parcial de Mg por Zn. Esta variedad de espinela es transparente y su color va del azul pálido al azul oscuro. Suele tener más elevadas tanto las constantes físicas como ópticas.

Ganhoespinela
Ganhoespinela

Yacimientos

El mineral de espinela suele aparecer en yacimientos primarios de origen metamórfico particularmente en calizas. También se encuentran en placeres asociadas a granates y circones.

Los yacimientos más importantes de este colorido mineral se encuentran en Tanzania, Birmania, Sri Lanka, Brasil(Ganhoespinelas), Tailandia y países de la antigua Unión Soviética.

Los yacimientos de Vietnam son conocidos por producir espinelas de azul cobalto.

Imitaciones de espinela

Como ya hemos dicho la espinela solía confundirse antiguamente con el rubí. En la actualidad, sin embargo, no existe este problema porque es fácilmente distinguible con un simple polariscopio, ya que tienen distinta naturaleza óptica; el rubí es anisótropo y la espinela es un mineral isótropo. Con el resto de las gemas con las que se pudiera confundir, la distinción es sencilla porque las espinelas tienen el índice de refracción más elevado.

También resulta muy fácil distinguir las espinelas naturales de las sintéticas, ya que estas últimas tienen un índice de refracción conocido y estable: 1,728. Estas espinelas sintéticas están disponibles en el mercado desde hace tiempo y se crean en laboratorio a través del proceso de fusión de llama.

Historia de la espinela

La espinela es una piedra preciosa que vienen usando los joyeros y los orfebres desde antaño. Aún así, también puede decirse que es una de las gemas más nuevas en llegar al mercado, e incluso algunos dicen que se trata de la piedra más importante de los tiempos modernos. Esto, que en principio puede parecer incongruente, tiene una explicación muy fácil que ahora mismo vas a comprender.

En la antigüedad, debido a que no había tecnología, ni una ciencia como la gemología que se dedicara al estudio de las piedras preciosas, todas las piedras de color rojo que se extraían de las minas o del material de arrastre de los ríos eran consideradas rubíes. Lo mismo pasaba, por ejemplo, con las piedras azules que eran consideradas zafiros.

Lo que ocurría es que la espinela suele aparecer en los mismos yacimientos que los corindones, y además son piedras que, al igual que estos últimos, también tienen una buena durabilidad, transparencia y colorido. Por este motivo, cuando se las encontraban pensaban que eran precisamente eso, corindones. Esta es la razón por la que muchas de las piedras, que hasta hace relativamente poco se consideraban rubíes o zafiros,  ahora se sabe que en realidad son espinelas. De hecho, una de las espinelas más famosas del mundo es la llamada “Rubí del príncipe negro“, y se halla engarzada en el centro de la Corona Imperial Británica. Otra célebre espinela roja es la que luce la corona de la emperatriz Catalina II de Rusia.

Corona con rubí del príncipe negro
Corona con rubí del príncipe negro

No fue hasta principio del siglo XX, cuando los avances tecnológicos permitieron descubrir que aquellas maravillosas piedras, que durante siglos habían sido tomadas por rubíes, eran verdaderamente espinelas rojas.

Cuando a los aficionados al mundo de la joyería se les dijo que algunos de sus preciados rubíes y zafiros eran en realidad espinelas, la reputación de la piedra cambió. Además, a medida que se han ido haciendo públicos los tratamientos habituales a los que se someten el rubí y el zafiro, para mejorar tanto su color como transparencia, los buenos conocedores de las piedras preciosas comenzaron a apreciar la belleza natural de las espinelas.

Prácticamente ninguna de las espinelas que están hoy  en el mercado han sido sometidas a ningún tipo de tratamiento para mejorarlas . Si a esto unimos que se trata de una gema con buena durabilidad, un precio razonable y disponibilidad en casi cualquier color, entenderemos por qué esta piedra es tan demandada por joyeros y orfebres para la realización de sus creaciones.

La aparición de la espinela sintética y la frecuencia con la que esta ha sido utilizada para simular otras piedras preciosas, en anillos, collares, pulseras y demás piezas de joyería, ha afectado directamente a la percepción que, en general, el público tiene de que las espinelas son piedras baratas y bastante comunes. Sin embargo, la espinela natural siempre ha sido una gema rara, hermosa y, como ahora ya sabéis, bastante demandada.

Talla de la espinela

La talla más común de la espinela es la talla ovalada, aunque también se corta en cualquier otra talla de las utilizadas para la gemas transparentes.

Comprar una espinela

La espinela es una piedra preciosa que se puede encontrar en una gran variedad de colores. La espinela totalmente pura es incolora, pero su amplia gama de colores se debe a las impurezas en la composición química de los cristales. El color más valioso y demandado es el rojo sangre profundo, aunque también son muy solicitadas las espinelas azules, amarillas, naranjas, rosas, o púrpuras.

La espinela roja natural es incluso más rara que el rubí del mismo color. Sin embargo su precio es alrededor de un 30% más bajo que el del rubí, probablemente porque se trata de una piedra preciosa menos conocida por el público. Además, la oferta de espinela natural está bastante limitada y no es una gema fácil de encontrar para el consumidor convencional.

Con respecto a las espinelas sintéticas, es fácil conseguir cualquier color en laboratorio, simplemente añadiendo impurezas. Por ello, estas espinelas sintéticas son imitaciones habituales de zafiros, rubíes, topacios, aguamarinas, diamantes, etc.

Precisamente esta abundancia en el mercado de espinela sintética debe hacernos ser un poco precavidos a la hora de comprar una espinela natural. Bastará con comprar las piedras en establecimientos de probada reputación y usar un poco el sentido común. Si nos ofrecen espinelas naturales a un precio realmente bajo ya deberíamos de estar sospechando. Lo cierto es que, en el caso de las espinelas, es muy fácil distinguir las naturales, de las sintéticas, ya que no tienen el mismo índice de refracción.

Por otro lado, casi todas espinelas incoloras que hay en el mercado son sintéticas, ya que rara vez se produce una espinela incolora en la naturaleza.

Piedras parecidas a la espinela

Donde más confusión puede producirse es sin duda con el rubí. Sin embargo, la espinela es generalmente más clara. El rojo del rubí suele tener matices azulados o púrpuras, cosa que no ocurre con la espinela. En cualquier caso, las propiedades ópticas y la dureza son la prueba definitiva para distinguirlas.

También algunas espinelas rojas pueden confundirse con ciertas turmalinas y granates.

La espinela azul es muy parecida al zircón, el topacio o el zafiro. Así como la espinela rosa, puede confundirse con la morganita, el topacio rosa o la turmalina rosa.

La amatista también puede llegar a confundirse con alguna espinela púrpura, aunque el tono de esta última suele ser más azulado que en la amatista.

Piedra natalicia

La espinela es la tercera piedra del mes de agosto y signo zodiacal de Sagitario después de Peridoto y Sardónix. El significado de la piedra preciosa de espinela como piedra de nacimiento hace que también sea importante para el signo del zodíaco de Escorpio.

Significado de la espinela

La espinela es una piedra de revitalización, y puede revitalizar todos los aspectos de ti mismo. Esto la convierte en una excelente piedra si eres un adicto al trabajo, ya que ayuda a liberar el estrés y la ansiedad, y te ayudará también a reponerte cuando tu nivel de energía esté bajo.

La energía de esta piedra te ayudará a encontrar nuevas formas de pensar y te darán la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos de la vida. Conseguirás hacerte más persistente y decidido, y cuando tengas que trabajar bajo presión, lo harás mejor.

La espinela realzará todos los lados positivos de su personalidad. Te ayudará a alcanzar el éxito con humildad, y te ayudará a aceptar tus fracasos con optimismo.

Esta piedra alineará los cuerpos físico, emocional y etérico. Eliminará todos los bloqueos que impiden el flujo de energía.

También promoverá la vitalidad física y aliviará todos los signos de agotamiento en tu cuerpo, corazón, mente y espíritu.

La espinela limpiará tu aura y activará tus conexiones con tu cuerpo físico. Así como abrirá tu chakra terrestre y te dará energías de puesta a tierra.

OTRAS PIEDRAS DE INTERÉS

 

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.