Ámbar

[Total:1    Promedio:5/5]

Qué es el ámbar

El ámbar no es más que resina de árbol fosilizada hace millones de años.Su empleo como material gema se extiende a los más remotos tiempos. Se difundió, principalmente a través del continente europeo, desde el Báltico al Mediterráneo a través de distintas rutas. Se han supuesto estas cuatro: Occidental, Centro-Occidental, Centro-Oriental y Oriental, que han adquirido gran importancia cultural y económica en la antigua historia de Europa.

Foto ámbar con mariposa

Composición y estructura

El ámbar no está considerado como un mineral, sino como un material gemológico orgánico, ya que es de origen vegetal. Se trata de una resina fósil formada hace millones de años. Esta resina se ha  endurecido por oxidación, pérdida de sustancias volátiles y enterramiento bajo depósitos sedimentarios.

Se trata es una sustancia amorfa que aparece en granos, nódulos, masas lenticulares o estalactitas. Es una resina fosilizada, producida inicialmente por árboles que pertenecen en su mayoría a la especie Pinus succinífera. Una vez fosilizada la resina de estos árboles adquiere una textura, aspecto y propiedades parecidas al plástico. Se viene usando como material ornamental desde 4000 años antes de Cristo. En la antigua Grecia recibía el nombre de electrón por su propiedad de electrizarse por frotamiento.

Variedades de ámbar

Se puede clasificar por su capacidad de transmisión lumínica en: transparentes y nubosos; y dentro de estos últimos, en craso, bastardo, semi bastardo y óseo. Su color más generalizado es el amarillo, más o menos parduzco. También, en ocasiones, aparece con color rojizo, verdoso, azulado o blanco lechoso.

Formula química:C12H20O
Clasificación:Orgánicos
Cristalización:Amorfo
Hábito cristalino:Aparece  en granos, nódulos, masas lenticulares o estalactitas.
Exfoliación:Nula
Tenacidad:Frágil
Dureza:2 – 2,5
Densidad:1,06 – 1,10 Grm/cm3
Fractura:Concoidal
Fluorescencia:Azul – blanco
Fosforescencia:
Radio actividad:No reactivo
Otros:Mal conductor del calor, ablanda a 150º y funde a 300º
Color:Amarillo, rojizo, negro, verdoso, azulado, o blanco
Transparencia:De transparente a translúcido e incluso opaco
Brillo:Resinoso
Índice refracción:1,54
Birrefringencia:No
Localización:Báltico, Sicilia, México República Dominicana, Birmania, Rumanía, Canadá, Tanzania, Asturias.


Inclusiones en el ámbar

Muestra frecuentes burbujas de diferente tamaño, líneas, fisuras, inclusiones plumosas, y restos vegetales o animales. También muestran pequeñas inclusiones de calcita, pirita y otros sulfuros. Son comunes las inclusiones lenticulares aplanadas llamadas lentejuelas, debidas a fracturas de contracción que le dan un aspecto muy vistoso.

Reconocimiento y diagnóstico del ámbar

Su bajo peso específico  lo diferencia de imitaciones como la baquelita o el celuloide, que poseen densidades superiores. Sin embargo, es fácil de confundir con el  copal, que es una resina fósil muy reciente.

Varios plásticos con densidades similares, como el poliestireno, pueden emplearse, una vez coloreados convenientemente, para imitarlo. No obstante, se ablandan con acetona o tolueno y no dan el olor característico a resina de pino al aproximar una aguja incandescente.

Si se calientan a 180ºC fragmentos pequeños de ámbar, se ablandan pudiendo formar una masa y someterla a presión. Así se forma el ámbar prensado o ambroide.

Estos son algunos de los diferentes tratamientos que puede sufrir:

– Tratamiento por calentamiento suave y continuo, se oscurece y adquiere aspecto de viejo.
– Irradiación para provocar su oscurecimiento.
– Clarificado, con aceite de colza, para hacerlo más trasparente

También se pueden originar la aparición de lentejuelas, en el ámbar natural o en el de imitación, con ayuda de rayos láser, aunque tienden a ser más irregulares y menos vistosas que las naturales.

Yacimientos

1- Del Báltico o succino, el más famoso y para muchos el verdadero ámbar, procedente de las costas de Dinamarca,Suecia, norte de Alemania, Polonia, y las repúblicas de la antigua Unión Soviética. De color amarillo a pardo, originado en la Era Terciaria(Eoceno) entre 40 y 60 millones de años. Es el de mayor contenido en ácido succínico.

2- De la República Dominicana. Tiene una tonalidad que va del amarillo al marrón, a veces azulado, muy fluorescente a la luz ultravioleta. No contiene ácido succínico. Procede del mioceno(10-15 millones de años)

3- De Birmania, conocido como ámbar Burmita. Es de color marrón intenso oscuro a marrón, algo turbio. Contiene succinita. Muy fluorescente expuesto a luz ultravioleta. Contiene cristales de calcita, dándole una aspecto moteado típico. Se formó en el cretácico inferior.

4- De Rumanía (Rumanita). Con color pardo amarillento a marrón, así como granate, verdoso o casi negro. Contiene sulfuros y succinita. Del Mioceno.

5- De Sicilia (Simenita), uno de los más bellos, de color rojo oscuro, azulado, verdoso y amarillo. Trasparente. Es retinita. Contiene muchos sulfuros. Es del periodo del Mioceno.

6- De México, de tonos rojos, amarillo y casi negro. Retinita, procedente del Mioceno.

7- De Canadá (Chemawidita o Cedarita) De color marrón, procedente del Cretácico ( de 60-130 millones de años).

En Asturias, en terrenos del Cretácico, se han localizado pequeñas cantidades de ámbar de color pardo-amarillento. Este hallazgo ya había sido reseñado por mineralogistas del siglo pasado y descrito como succino. Se localiza en niveles arenosos del cretácico entre Navas e Infiesto, así como en San Claudio(Oviedo).

Colores del ámbar

Ámbar amarillo

El cotizado ámbar amarilloÁmbar Dorado, se extrae principalmente en las costas del mar Báltico, en tonalidades que van desde el amarillo claro, pasando por el tono miel y llegando al anaranjado coñac.

Ámbar azul

El ámbar azul es un tipo de resina fosilizada milenaria. Su principal peculiaridad es que, si bien bajo luz artificial  aparece con el color de un ámbar ordinario,  expuesto a la luz del sol, sin embargo,  posee una intensa coloración azul fluorescente que hace las delicias de los amantes de las gemas raras. Además, se distingue también en que durante el proceso de corte y pulido desprende un aroma peculiar que es diferente al que presenta el ámbar común.

Sólo se ha encontrado en la República Dominicana, en las minas situadas alrededor de la ciudad de Santiago. El Valle, fue declarado en 2015 como Capital del Ámbar azul.

Ámbar verde

El ámbar verde es tan escaso como solicitado. Se calcula que no representa más del 3% del total del total de todas las existencias de éste que hay en la tierra. Los mejores ejemplares se encuentran en la República Dominicana.

Dependiendo de la zona y de las partículas vegetales que quedaron atrapadas en la resina millones de años atrás, la tonalidad  irá variando desde el verde claro hasta un tono que se acerca al de la esmeralda. A medida que la tonalidad se va haciendo más verde también va aumentando su valor.

Ámbar rojo

El ámbar rojo, o ámbar cereza, es una rara especie de gema que se ha calculado que  representa aproximadamente el 2-3% del total de ámbar que hay en la tierra. El motivo por el que toma esta tonalidad roja es la exposición a altas temperaturas. Este tipo de color rojo no es una excepción y también ha sido usado históricamente para hacer piezas de joyería. En la actualidad es posible, a pesar de su escasez, encontrar piezas de joyería montadas con esta gema a precios razonables.

Ámbar negro

El color del ámbar negro se debe a que antes de fosilizarse la resina se mezcló, con tierra, cenizas y otros restos que oscurecieron el tono de su color. Por eso, si lo observamos con una fuente de luz potente podremos comprobar que es traslúcido y de un color rojo oscuro o marrón oscuro.

Es fácil confundirlo con el jet. El jet es un tipo de lignito que no se considera mineral sino mineraloide. Tiene origen orgánico y es una especie de carbón que se formó a base de madera en descomposición sometida a una fuerte presión.

Ámbar gris

El ámbar gris no tiene nada que ver con el ámbar común. De hecho no es resina fosilizada, ni ningún otro tipo de materia fósil,  sino  una secreción producida por el cachalote. Es ceroso e inflamable, de color gris mate o negruzco, con tonalidades variadas parecidas al mármol. Tiene un olor peculiar dulce y terroso. Actualmente ha sido reemplazado en gran medida por compuestos sintéticos, aun cuando se sigue usando ocasionalmente como fijador en perfumería.

El nombre ámbar, adoptado para identificar a la resina fosilizada de origen vegetal, proviene de la palabra árabe عنبر, ámbar que significa “lo que flota en el mar” y, aunque éste flota en el agua del mar, originariamente este término se refería al ámbar gris.

Cómo cuidar el ámbar

El ámbar es una de las piedras preciosas a las que hay que tratar con más mimo y cuidado para evitar estropearlo. Si no se presta atención es fácil que reciba algún arañazo o que pierda su brillo y transparencia.

Para evitar la deshidratación de tus piezas de ámbar no debes dejarlas nunca al sol y evitar llevarlas en días muy calurosos. Recuerda guardarlo en estuches individualizados ya que al no tener mucha dureza se araña fácilmente en contacto con otras gemas.

Nunca limpies esta piedra preciosa con productos químicos ni con ningún otro tipo de limpiador abrasivo o no abrasivo. La mejor forma de mantenerlo en perfecto estado es con un trapo suave un poco húmedo.

Usos del Ámbar

Se ha usado como adorno desde tiempos primitivos. En joyería habitualmente se talla en forma de cabujones y cuentas, y suele ser un elemento imprescindible en collares, pulseras, anillos y pendientes. Las tallas ovales y con forma de lágrima son las más frecuentemente usadas para este material. Las tallas facetadas, sin embargo, no suelen usarse en esta gema. También suelen hacerse tallas ornamentales con piezas de grandes dimensiones.

Propiedades del Ámbar

Cualquiera de las piezas de ámbar que hayas podido tener entre tus manos tiene millones de años de antigüedad ¡Puedes imaginar lo que significa esto en términos de energía! Déjame decirte que ésta es una gema que desborda poder energético.

Su propiedad más obvia es la gran energía que se ha acumulado en su interior a lo largo de los miles de años que han transcurrido en su formación, pero, además, están todos esos pequeños insectos que quedaron atrapados cuando aún era resina. El ámbar los hizo de alguna forma inmortales, y ellos, a cambio,  le otorgaron a éste muchas de las mágicas propiedades que posee.

Esta gema ha sido a lo largo de la historia muy popular en diferentes culturas. En la cultura asiática, es considerado como el “alma del tigre” y se la conoce como la piedra del coraje. Se usa también como piedra de protección para viajes largos y como amuleto para los negocios.

También se dice de esta gema:

  •  Contribuye a mejorar el equilibrio emocional.
  • Atrae a la buena suerte.
  • Elimina los miedos.
  • Clarifica la mente.
  • Ahuyenta las energías negativas.
  • Ayuda a desarrollar la paciencia y la sabiduría.

OTRAS PIEDRAS DE INTERÉS

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.