Aguamarina

[Total:1    Promedio:5/5]

Qué es el aguamarina

El aguamarina es la variedad azul del berilo. Es un ciclosilicato de aluminio y berilio con fórmula química Be3Al2(Si6O18). Su nombre proviene del latín ” Agua del mar” y la tonalidad más apreciada es el azul oscuro donde la sustancia colorante es el hierro. El tono del aguamarina va desde el azul pálido, pasando por el azul verdoso, hasta el azul oscuro. Los tonos azulados se deben a la presencia de Fe2+; mientras que los verdosos se deben a las inclusiones de Fe3+.

Foto aguamarinas

El tono verdoso de las aguamarinas puede ser eliminado exponiendo las piedras a un ligero tratamiento térmico(400 -450ºC; un calentamiento mayor produce decoloración).  Ésta  técnica es una práctica habitual, ya que, como antes se señaló, esta gema es más valiosa cuanto más azulado sea el tono que presente. El color de esta piedra preciosa también puede mejorarse tratándola con neutrones y rayos gamma, pero los resultados no son duraderos.

Entre las variedades de berilo, la aguamarina es la que menor densidad presenta, normalmente menor de 2,7 g/cm3. Al igual que la esmeralda, es una gema frágil y sensible a las presiones.

Es corriente que las aguamarinas incluyan numerosas cavidades paralelas  e inclusiones de minerales extraños orientadas regularmente. Este tipo de inclusiones a menudo producen fenómenos de efecto de ojo de gato y asterismo con estrellas de seis puntas. El brillo en la aguamarina es vivo y vítreo.

Propiedades

Composición química :Be3Al2(Si6O18) Ciclosilicato de aluminio y berilio
Sistema cristalino :Hexagonal
Hábito cristalino :Prismático hexagonal
Dureza :7.5 – 8.0
Exfoliación :Imperfecta según prisma y pinacoide
Fractura :Concoidea y desigual
Densidad :2.68 – 2.72 Gr/cm3
Brillo :Vítreo
Carácter óptico :Uniáxico negativo
Índice de refracción :1.564 – 1.600
Pleocroismo :Débil
RayaBlanca
Transparencia :De transparente a opaca
Color :Azul – azul verdoso

Naturaleza y yacimientos

El berilo es un mineral de origen magmático asociado a rocas graníticas, por lo que todas sus variedades también lo son. Este mineral se origina en la fase pegmatitíca, normalmente a temperaturas entre los 1000ºC y los 600ºC. También se puede formar en yacimientos hidrotermales, asociado con otro tipo de piedras. En particular, el aguamarina suele encontrarse en casi todos los lugares donde haya berilo ordinario, y en cristales de todos los tamaños.

Los yacimientos de aguamarina son muy numerosos. Se pueden encontrar aguamarinas en Italia, Sri Lanka, India y Estados Unidos. También en bastantes países africanos, como Zambia, Nigeria, Madagascar, Kenya, Tanzania y Malawi. Las minas más importantes son las de Brasil: Minas Gerais, Bahía y Espirito Santo. Sin embargo, los ejemplares más cotizados provienen de los Montes Urales (Rusia).

Tipos de aguamarina

Aguamarina Santa María

Con esta nomenclatura se designa a las aguamarinas de calidad especialmente elevada. El término se acuño debido a la alta calidad de los ejemplares extraídos en la mina Santa María en Ceará, Brasil.

Aguamarina Santa María africana

Término que califica a las aguamarinas de buena calidad procedentes de Mozambique y comercializadas desde 1991. Nombre acuñado a partir de la calidad Santa María de Ceará/Brasil.

Aguamarina Maxixe

Aguamarina de color oscuro. El color palidece a la luz del día. Original de la mina Maxixe, en Minas Gerais(Brasil). Desde la década de 1970, frecuentemente en el mercado, si bien es obvio que está embellecida mediante radiación. El color no es estable.

 Talla del aguamarina

Habitualmente se prefieren las tallas en escalera o en tijera con formas rectangulares y ovaladas alargadas. Las piedras turbias u opacas, así como las que presentan efecto de ojo de gato o asterismo, se tallan en cabujón o como esferas para confeccionar collares.

Habitualmente, las aguamarinas, suelen presentarse en piedras de unos 10 quilates. Sin embargo, en 1910 se encontró en la ciudad de Marambaia, Minas Gerais, Brasil, un ejemplar que pesaba 110 kilos. Esta aguamarina es la más grande que se ha encontrado, y sus dimensiones eran de 48,5 cm de largo y 42 cm de diámetro. A partir de ella, se tallaron muchas piezas con un peso total de más de 10.000cts. También hay hallazgos que pesan varias toneladas, pero son piedras opacas y grises y por tanto no son aptas para la talla.

Identificación del Aguamarina

El aguamarina puede confundirse con la euclasa, la kyanita, el topacio, la turmalina, el zircón, y las imitaciones en vidrio. El aguamarina sintética está comercializada pero no es rentable. Las que se ofrecen en el mercado suelen ser espinelas sintéticas de color azul.

La dureza del aguamarina se puede usar como primer criterio para identificar de sus imitaciones ya que es bastante dura, 7.5 – 8 en la escala de Mohs.  También hay que tener en cuenta que las piedras de aguamarina tienen una excelente claridad y transparencia en comparación con muchas otras gemas similares. Así pues, la intensidad del color y la claridad de la piedra son los criterios más importantes a la hora de evaluar la aguamarina, seguidos de cerca por la calidad del corte. Además, su estructura cristalina de seis caras, el índice de refracción, y el conocimiento de que es el  hierro el que la provee de su típico color, pueden ayudarnos a distinguirlas de otras piedras de color azul verdoso.

El aguamarina más grande del mundo

El Dom Pedro fue bautizado en portugués en honor a los dos primeros reyes de Brasil, Pedro I y Pedro II, país donde a finales de la década de 1980 fue encontrado un ejemplar extraordinario de aguamarina.

Cuando la gema fue descubierta por primera vez en Minas Gerais, era tan grande y pesada que no llegó a la superficie en una sola pieza, sino que se rompió en tres partes. Las dos piezas más pequeñas se usaron para joyería. Pero el trozo mayor pesaba 30 kilos y fue cortado en Idar-Oberstein, Alemania, en 1992, por el diseñador de gemas Bernd Munsteiner. Hoy en día es la pieza individual más grande de aguamarina que se haya cortado jamás.

Dom Pedro
                                                   Dom Pedro: El aguamarina tallada más grande del mundo.

Aguamarina significado

Esta gema alberga los poderes sanatorios de los antiguos mares.  Entre sus efectos más beneficiosos está la capacidad de calmar las emociones desagradables como el dolor o la soledad. El aguamarina es uno de los cristales curativos esenciales que debes tener siempre a mano.

A esta gema se le supone la capacidad de invocar el espíritu legendario de los marinos, marineros y sirenas mágicas. Esta piedra preciosa refleja, como ninguna otra, la profundidad de nuestros vastos océanos. Y brilla en los diversos tonos de azules y verdes del mar. También se sabe que el aguamarina realza los sentimientos de paz al fomentar la fuerza interior y la valentía.

El Aguamarina es conocida por sus increíbles efectos antienvejecimiento. Para mantener la piel joven y tersa a cualquier edad, primero, limpia tus cristales con agua tibia hasta asegurarte de que esté libre de suciedad y partículas sueltas. Sumerge entonces tus cristales de aguamarina  en agua durante toda la noche.  Por la mañana, recién levantada, lávate la cara con ese agua de belleza. No debes sacar los cristales del agua hasta que hayas terminado.

El efecto puede potenciarse en noches de luna llena. Deja el recipiente en un lugar donde pueda ser bañado por la luz de la luna. De esta forma la piedra podrá absorber toda la energía del astro.

Te aseguro que si usas este agua de belleza, no tardarás en notar sus beneficiosos efectos en tu piel.

 

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.