Ágata

[Total: 3   Promedio: 5/5]

Qué es el ágata

El ágata es una variedad translúcida de cuarzo microcristalino. Se utiliza como piedra semipreciosa cuando cuando tanto la calidad como el color del mineral son òptimos. Ágata en bruto

El nombre que hoy conocemos de la piedra de ágata proviene del río Akhates en Sicilia. Durante la antigüedad, varias civilizaciones (celtas, mesopotámicas, egipcias, etc…) explotaron esta piedra debido a sus propiedades mágicas, pero también por su belleza natural.
Antes de la era cristiana, entre los años 2500 y 1500 a.C., esta gema era principalmente explotada y reconocida por los griegos y romanos que comerciaban con sus yacimientos. Así, no era raro ver joyas como un collar de ágata, un brazalete de ágata, anillos y pendientes de ágata, etc…, objetos o jarrones hechos de esta piedra. Tuvo una gran demanda debido a su variedad de colores y formas.

Formación

El ágata se forma generalmente por la deposición de sílice de las aguas subterráneas en las cavidades de las rocas ígneas. Este mineral se deposita en capas concéntricas alrededor de las paredes de la cavidad, o en capas horizontales que se acumulan desde el fondo de la cavidad. Estas estructuras producen los patrones de bandas de color que son característicos de muchas ágatas.

Podemos encontrarla en una amplia gama de colores, que incluyen marrón, blanco, rojo, gris, rosa, negro y amarillo. Los distintos colores son debidos a impurezas en la composición del mineral, y aparecen como bandas alternas dentro del ágata. Las diferentes tonalidades se fueron produciendo a medida que las aguas subterráneas, con composición química diferente, se  iban filtrando en la cavidad. El anillado dentro de una cavidad es un registro de los cambios en la química del agua. Precisamente, la riqueza en colores, y patrones cromáticos de esta banda, es la que  han convertido a esta roca en una piedra preciosa muy popular.

Propiedades

Por su composición química(SiO2), la piedra ágata pertenece a la familia del cuarzo . Esta gema puede además estar compuesta por moléculas de agua. El ágata tiene una dureza de entre 6,5 y 7 (escala de 10) y una densidad de entre 2,58 y 2,64. Éstas son sus propiedades físicas y químicas principales:

Fórmula química :SiO(Óxido de silicio)
Clasificación :Óxidos
Cristalización :Sistema Trigonal
Hábito cristalino :Se forma rellenando huecos en las rocas formando geodas.
Exfoliación :No presenta
Tenacidad :Quebradizo
Dureza:6.5 – 7
Densidad :2,58 a 2,64 gr/cm3
Fractura :Concoidal
Radio actividad :No presenta
Color :Marrón, blanco, rojo, gris, rosa, negro y amarillo
Transparencia:De translúcido a opaco
Brillo :Vítreo
Índice refracción :1.540 – 1.550 (Biáxico positivo)
Birrefringencia :0.008 – 0.010
Dispersión :0.009
Yacimientos :En cavidades de rocas ígneas.
Localización :Madagascar, Suiza, Italia, Uruguay, México, China, Estados Unidos o Brasil

Yacimientos

Podemos encontrar yacimientos de ágata en muchos lugares de todo el mundo. Algunos de los yacimientos más importantes se encuentran en Alemania, Australia (una variedad con rayas verdes, amarillas, rosadas o rojas) o en los Estados Unidos. También existen depósitos en países tales como Brasil, México, Uruguay, Madagascar y China.

Usos

Las ágatas se han utilizado como piedras preciosas durante miles de años. Fueron algunas de las primeras piedras que el hombre se atrevió a tallar. Hoy se cortan en cabujones, cuentas, pequeñas esculturas y objetos funcionales como pisapapeles y sujetalibros. Los cabujones de ágata son populares y se utilizan para hacer anillos, pendientes, colgantes y otros objetos de joyería. Las cuentas de ágata se suelen convertir en collares y pendientes. Esta piedra se ha llegado a usar incluso para hacer canicas.

Tratamientos

La mayoría de las ágatas tienen colores muy apagados. Sin embargo, este mineral es muy poroso y acepta fácilmente la tintura. La mayoría de las ágatas, con colorido intenso, que se venden en el comercio de piedras preciosas han sido teñidas.

Tipos de ágata

Hay muchos colores de ágata para elegir, desde los más claros y naturales hasta los intensos y llamativos colores de las piedras teñidas. Algunas variedades interesantes de esta piedra son:

Significado y propiedades terapéuticas del ágata

En litoterapia, la principal propiedad de esta gema es ser una piedra de la suerte y una piedra de anclaje. Sus propiedades y virtudes se articulan en torno a su contribución al equilibrio físico, emocional e intelectual, permitiendo a quienes la llevan superar cualquier tipo de bloqueo energético. La piedra ágata estabiliza el aura o energía del cuerpo físico.

En el plano sicológico

Es una piedra que calma la ansiedad. Ayuda a cada ser a ganar confianza en sí mismo y a aceptarse tal como es. Aporta valor en tiempos difíciles a quien la lleva puesta.

También trae más sinceridad y nos anima a expresar nuestros pensamientos. Esta piedra natural desarrolla la concentración y promueve la memoria. Es también una gema que promueve la clarividencia, el registro de diferentes experiencias vividas y la contemplación. Siempre, en esta perspectiva de calma y plenitud, la piedra de ágata permite eliminar la ira interior. Su función es disipar todos los elementos internos perturbadores y los choques emocionales para crear una sensación de seguridad.

Emocionalmente, el ágata da valor, fuerza emocional, confianza en uno mismo y disipa los miedos. De la misma manera, ayuda en la aceptación de todas las cosas. Puede ser muy beneficiosa tanto para el autoexamen como para explorar las circunstancias en las que te encuentras. Estas cualidades hacen de ella la mejor piedra para aliviar la ansiedad y el estrés.

En el plano espacial

Al igual que a nivel psicológico, el ágata en litoterapia ayuda a llevar la calma a los lugares, armonizando la energía global. El simple hecho de colocar un cristal en tu hogar o lugar de trabajo te aportará sus dos virtudes principales: la calma y la suerte.

En el plano físico

  • En el pasado, las cuentas de ágata se utilizaban para aliviar el sufrimiento causado por la tos crónica, y se creía que ayudaban a las personas con enfermedades de garganta y dientes.
  • El agua infundida con ágata se ha utilizado, desde la antigüedad, para curar heridas físicas, incluyendo mordeduras o picaduras de animales.
  • Puede mejorar la visión, ayudar a la digestión y proporcionar protección contra las enfermedades del riñón.
  • Se dice que protege contra la deshidratación, enfermedades antiestéticas de la piel y que puede mejorar la audición.
  • El ágata es una piedra de conservación y mejora la longevidad.

En el plano espiritual

El ágata es una piedra muy protectora. Es especialmente protectora para los niños, y es una excelente gema para amuletos infantiles, bolsas médicas, joyas o simplemente para llevarla en el bolsillo. Se dice que las ágatas son particularmente útiles para proteger a los niños de caídas. También se utiliza para proteger contra los espíritus dañinos.

Colgante Ágata musgosa
Colgante Ágata musgosa

Cuidados del ágata

Para lavar tu gema será suficiente usar un poco de agua tibia, jabón neutro y un cepillo de cerdas blandas. Cuando se trata de una fina lámina decorativa, es obvio que una caída puede ser fatal pero, montada en una joya, no es una piedra frágil: resiste muy bien la abrasión, e incluso se utiliza en algunas técnicas de pulido de cerámica o pan de oro.

Como con todas las piedras preciosas, es recomendable que la guardes por separado para que no se dañe accidentalmente al rozar con otras gemas más duras.

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.