Ojo de gato

[Total:2    Promedio:5/5]

Piedra Ojo de gato o Cimófano

El Ojo de gato o cimófano es una variedad de crisoberilo muy popular y extremadamente valiosa. Esta gema es muy demandada por los coleccionistas y los amantes de la joyería y la piedras preciosas en general.Piedras de ojo de gato  La alta cotización de esta piedra responde a que solo es posible encontrarla en unos pocos yacimientos en el mundo. El color del ojo de gato va desde los tonos miel hasta el verde menta. Los matices cercanos al dorado suelen ser los más buscados y cotizados.

Pero lo que realmente caracteriza a esta piedra, y a lo que le debe la popularidad y hasta el nombre, es el fenómeno llamado Chatoyance, también conocido como “efecto ojo de gato”. No es la única piedra en que se da este fenómeno, pero en el cimófano es donde se presenta con mas intensidad y perfección.

Este fenómeno Chatoyance consiste en una linea de luz que se dibuja sobre la piedra longitudinalmente y que parece seguirnos a medida que vamos cambiando de posición. Esto es debido a una serie de inclusiones de rutilo, orientadas y muy finas, dentro del cristal. Cuando una fuente de luz se dirige a estas inclusiones, se crea una franja brillante que corre perpendicular a las inclusiones. Aunque otras gemas presentan también este efecto no es tan definido y distintivo. Por eso, el crisoberilo, tiene el privilegio de tener el nombre de Ojo de Gato. Todas las demás piedras preciosas que muestran el efecto Chatoyance  deben anteponer su nombre al del efecto. Por ejemplo, Cuarzo ojo de gato, para los cuarzos que presenten fenómeno.

Características

El crisoberilo cristaliza en el sistema cristalino ortorrómbico, formando sus cristales en prismas delgados. Suele tener hábito tabular y son frecuentes las maclas.

El cimófano, al igual que su piedra hermana, la alejandrita, es un material muy duro,  8.5 en la escala de Mohs. Tiene una buena exfoliación y un brillo superficial vítreo. Su índice de refracción es 1.744 – 1.755.

Formula química :BeAl2O4 (Óxido doble de berilo y aluminio)
Clasificación :Óxidos
Cristalización :Sistema Ortorrómbico
Hábito cristalino :Hábito tabular y frecuentes maclas
Exfoliación :Buena
Tenacidad :Frágil
Dureza:8.5
Densidad :3.70 – 3.78 gr/cm3
Fractura :Concoidal
Fluorescencia :
Radio actividad :No presenta
Color :Amarillo, dorado, de miel a verde menta.
Transparencia :Translúcido
Brillo :Vítreo
Índice refracción :1.745 – 1.756 (Biáxico positivo)
Birrefringencia :0.008 – 0.010
Dispersión :0.015
Pleocroismo :
Yacimientos :En rocas ígneas de tipo granítico y pegmatítico, así como en rocas metamórficas como esquistos. Frecuentemente en yacimientos de placer con hábitos redondeados
Localización :Brasil, India, Myanmar, China, Tanzania, Zimbabwe, Sri Lanka, USA (Colorado)

Yacimientos

El ojo de gato mineral se encuentra principalmente en los yacimientos de piedras preciosas de Brasil, Sri Lanka (Ceilán) o África Oriental. La mayor parte del crisoberilo  aparece como depósito aluvial en arenas y gravas de ríos, pero también se puede encontrar en depósitos metamórficos de mármol y corindón. El ojo de gato constituye solo un porcentaje muy pequeño de la producción total de crisoberilo dondequiera que se explote.

Talla

La talla más usual del cimófano es el cabujón, ya que es la que mejor consigue realzar la espectacularidad del efecto ojo de gato. Los lapidarios, al tallar la gema, siempre intentan centrar la línea brillante para que ésta divida la piedra en dos. Muchos de los ojos de gato que encontramos en el mercado han sido tallados con fondos irregulares. El motivo es que, a veces, es necesario tal desnivel para hacer destacar el atractivo efecto rutilante. No en vano, este fenómeno de chatoyance es el que dota de más valor a la piedra, incluso por encima del color.

Ojo de gato verde
Ojo de gato verde tallado en cabujón

Ojo de gato negro

El ojo de gato negro es una gema a la que se le atribuye un gran abanico de poderes mágicos y efectos beneficiosos. Esta gema es una variedad de cimófano  cuyo color se mueve dentro de la gama de los grises, yendo, desde el gris perla hasta el apreciado negro. Las piedras más demandadas, son con diferencia, las negras que presentan el fenómeno ojo de gato bien definido y centrado. Es una gema muy solicitada para la creación de anillos para hombre, pero también se realizan innumerables diseños de colgantes, pendientes y pulseras.

Ojo de gato negro
Ojo de gato negro

Algunas de las propiedades mágicas que se le suponen son:

  • Propicia cualidades de autodisciplina, serenidad, generosidad, visión de futuro, claridad de pensamientos e intuición.
  • Atrae el éxito y el reconocimiento en el trabajo.
  • Trae buena suerte y riqueza, tanto en lo material como en el plano espiritual.
  • Efectivo talismán para proteger contra el mal de ojo y disipar los efectos nocivos de las brujerías o los espíritus malignos.
  • Esta piedra preciosa con poderes mágicos y místicos es muy adecuada para aventureros y aficionados a los juegos de azar.
  • Ayuda a desprenderse, apaciblemente, de los apegos materialistas o mundanos, y a alcanzar el avance espiritual.

Esta piedra mágica debe ser colocada en un anillo de oro, plata, acero o platino, y, su peso no debe ser inferior a tres quilates. En piedras menores el poder energético no es tan notable.

En los hombres, se recomienda llevarla montada en anillo de oro, plata, platino o cualquier metal valioso. Debe llevarse en el dedo meñique de la mano izquierda y su máximo poder vendrá dado en fases decrecientes de la luna.

Es recomendable no usarlo al mismo tiempo, con rubíes, perlas, coral rojo o zafiros amarillos, ya que no es compatible con estas piedras preciosas.

Ojo de Gato : Precio

El factor más importante a considerar cuando se evalúa un Ojo de Gato es la fuerza y la agudeza del ojo. Éste debe ser una fina línea que atraviese la superficie de piedra, que se distinga y sea fácilmente reconocible. La profundidad del color de la piedra y el nivel de transparencia también son factores importantes y tienen un impacto considerable en el valor de la gema. Estas características únicas y, junto con su rareza, hacen del ojo de gato una opción popular entre los amantes de las piedras preciosas.

Otro atributo interesante que muestra la piedra Ojo de Gato, y que también influirá en su valoración, es lo que se conoce como el efecto “leche y miel”. Cuando una fuente de luz se dirige hacia el lado de la piedra, un lado del ojo será de color lechoso y el lado opuesto permanecerá dorado. Cuando se gira la piedra, los colores cambian.

Propiedades curativas del Ojo de gato

Las gemas del mineral ojo de Gato han sido atesoradas durante muchos siglos, particularmente en Sri Lanka (“Ceilán”), donde se cree que es una poderosa piedra protectora, particularmente contra los malos espíritus. El crisoberilo ha sido considerado durante mucho tiempo un amuleto de la buena suerte en numerosas culturas. Además, éstas son otras de sus propiedades esotéricas:

  •  Se cree que inducen pensamientos positivos y ayudan a promover la tolerancia y la armonía.
  • Debido a su tono dorado, a menudo ha sido asociado con la riqueza.
  • Se sabe que los ojos de gato están asociados con la disciplina y el autocontrol. Se dice que promueven la concentración y la capacidad de aprender. Además ayudan al usuario a esforzarse por alcanzar la excelencia.
  • Portan paz mental, un pensamiento más claro y una mayor confianza en uno mismo.
  • El ojo de gato es la piedra preciosa internacional de Sri Lanka.

 

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.