Alejandrita

[Total:1    Promedio:5/5]

Piedra Alejandrita

La alejandrita, o alexandrita, es una gema bien conocida por mostrar uno de los cambios de color más notables en el mundo de las piedras preciosas: verde a la luz del sol y rojo a la luz incandescente. Cristal de alejandritaPrecisamente, este cambio de color es el criterio principal para determinar si estamos ante una alejandrita o ante un crisoberilo común. Sin embargo, debido a su rareza y precio, son pocos los que han tenido la oportunidad de ver una alejandrita natural. La mayoría de las piedras que hay en el mercado, y que muestran este acusado cambio de color, son alejandritas sintéticas.

Frecuentemente se venden como alejandritas, corindones sintéticos teñidos con vanadio y cromo, pero se parecen poco, pues su color es gris azulado con luz artificial. Además, su identificación es sencilla tras medir los índices de refracción con el refractómetro. Algunas espinelas sintéticas tienen un cambio de color que se parece más a la alejandrita, pero se diferencian fácilmente porque son isótropas y no muestran pleocroismo. A otro nivel, tanto en precio como en la intensidad del cambio de color, tenemos una piedra natural, la andalucita, que también presenta este efecto.

El nombre Alejandrita proviene del hecho de que fue descubierta por primera vez en las minas de esmeralda cerca del río Tokovaya en los Montes Urales de Rusia en 1830, el día del cumpleaños del Príncipe Alejandro II de Rusia.

La alejandrita es una variedad de crisoberilo con calidad gema, que cumple todas las condiciones para ser una piedra preciosa muy cotizada en joyería. Se dice que comprar una alejandrita siempre es un buen negocio porque estás adquiriendo dos piedras en una: una esmeralda con la que deslumbrarás durante el día, y un elegante rubí que atraerá todas las miradas, cuando salgas por las noches.

Propiedades

La alejandrita es una gema muy escasa. Forma parte del grupo del crisoberilo, junto al cimófano u ojo de gato y al crisoberilo, propiamente dicho. Difiere de los otros crisoberilos en que además de hierro y titanio  también contiene cromo como principal impureza. Este elemento es el responsable de su espectacular cambio de color. Raramente el vanadio también puede formar parte de su composición.

El cambio de color, en la alejandrita, es debido a que con luz artificial la gema absorbe las radiaciones de longitud de onda correspondientes al azul y al amarillo, dejando pasar las rojas, mientras que con luz diurna deja pasar las verdes. Por este motivo es una piedra con notable apreciación. La alejandrita puede confundirse con la andalucita, pero los índices de refracción son muy diferentes.

Alejandrita, cambio de color
                                             Alejandrita, efecto cambio de color.

También es posible encontrar alejandritas con efecto ojo de gato. Las alejandritas de calidad deben presentar un verde intenso con luz diurna, y un color rojo púrpura con luz artificial.

Alejandrita efecto ojo de gato
Alejandrita con efecto ojo de gato.
Formula química : BeAl2O4 (Óxido doble de berilo y aluminio)
Clasificación : Óxidos
Cristalización : Sistema Ortorrómbico
Hábito cristalino : Raramente en cristales aislados con morfología tabular, siendo más frecuente la formación de maclas múltiples en las que se agrupan tres cristales formando un contorno pseudohexagonal llamado Trillings
Exfoliación : Buena
Tenacidad : Frágil
Dureza: 8.5
Densidad : 3.70 – 3.78 gr/cm3
Fractura : Concoidal
Fluorescencia : De inerte a moderado color rojo
Radio actividad : No presenta
Color : Verde – rojo
Transparencia : Transparente
Brillo : Vítreo
Índice refracción : 1.745 – 1.756 (Biáxico positivo)
Birrefringencia : 0.008 – 0.010
Dispersión : 0.015
Pleocroismo : Fuerte:  rojo-naranja-verde
Yacimientos : En rocas ígneas de tipo granítico y pegmatítico, así como en rocas metamórficas como esquistos. Frecuentemente en yacimientos de placer con hábitos redondeados
Localización : Los mejores son los de Takovaya, aunque ahora están agotados. De escasa calidad Sri Lanka, Brasil, Zimbawe y Zambia.

Yacimientos

Rusia fue el primer proveedor de alejandritas desde que esta gema fue descubierta en las minas de los Urales. Cuando los yacimientos rusos se agotaron, el interés en esta piedra decreció. El motivo fue que las alejandritas extraídas de otros lugares no presentaban el magnífico cambio de color de las rusas. Pero la situación cambió radicalmente en 1987, cuando aparecieron alejandritas en un lugar llamado Hematita, en minas Gerais, Brasil.

Las alejandritas brasileñas presentan un distinguible cambio de color y son bastante transparentes. No poseen un verde tan intenso como el de las rusas, pero el cambio de color es claramente discernible. Hoy Hematita es uno de los más importantes yacimientos de alejandrita en términos económicos. Ocasionalmente han aparecido alejandritas con efecto chatoyance en estas minas, algo que no había sido nunca observado en las rusas. También se obtienen alejandritas en yacimientos de Sri Lanka pero el tono de estas piedras es muy pobre comparado con las de los Urales, ya que son verdes con luz natural y marrón rojizo con luz artificial. También son países productores: Tanzania, India, Burma, Madagascar, y Zimbabwe.

Usos

El uso principal de la alejandrita está en el mercado de la joyería y el coleccionismo de gemas. Se trata de una piedra que por su escasez, belleza y propiedades, tiene una gran demanda y, por tanto un precio elevado.

Se utiliza también en la fabricación de láseres destinados generalmente a fotodepilación. El láser alejandrita trabaja con una longitud de onda de 755 nanómetros, que lo hace muy eficaz en personas con piel clara. Sin embargo, es menos efectivo en pieles oscuras o muy bronceadas. Tampoco es muy eficaz en vellos claros y finos.

Alejandrita sintética

Cabe hacer una mención especial a la alejandrita sintética, ya que existe un mercado considerable para estas gemas creadas en laboratorio. Se sintetizó por primera vez en 1960 y estas piedras sintéticas tienen las mismas propiedades químicas y físicas que las alejandritas naturales. Aunque las alejandritas sintetizadas cuestan mucho menos que las naturales, son de las más caras entre todas las gemas sintéticas que hay en el mercado.

Es posible identificarlas por sus inclusiones y marcas de crecimiento típicas de los cristales sintetizados. Las técnicas de fusión, como el método Czochralski, pueden crear estrías curvas. El crecimiento hidrotermal crea burbujas e inclusiones líquidas.Y los métodos de flujo suelen dejar inclusiones de platino u otros materiales de semillas.

Alejandrita sintética
Alejandrita sintética.

Si va a comprar una alejandrita, el sentido común suele ser uno de los mejores recursos para que no le den a uno gato por liebre. Si le ofrecen una alexandrita a un precio sorprendentemente bajo, lo normal es que no sea natural y, probablemente, ni tan siquiera una alejandrita sintética. Como siempre le recomendamos, cuando se trata de hacer un gran desembolso en una piedra preciosa, que consulte antes con un gemólogo experimentado. En cualquier caso comprar solo en establecimientos de probada seriedad y confianza.

Cuidados de la alejandrita

La alejandrita es una piedra muy agradecida, porque con una dureza de 8.5 es prácticamente imposible que se raye con el uso cotidiano. Como con todas las joyas que llevan piedras debe procurar guardarlas bien protegidas. Un estuche individual es lo mejor pero, si no fuera posible, guárdela de forma que no tenga contacto con otras gemas. Tenga en cuenta que el diamante y el corindón si dañarían su alejandrita.

Debido a su exfoliación perfecta, debe tener cuidado si, por algún motivo, decide retallar su alejandrita. También se debe evitar exponerla a golpes o calor extremo.

En cuanto a la limpieza, siempre lo mejor es un cepillo de cerdas suaves, agua tibia y jabón. Aunque estas piedras sí admiten la limpieza por ultrasonidos.

Alejandrita significado

Estas son algunas de las propiedades esotéricas que los expertos en cristales dicen que posee la alejandrita:

  • Se dice que a través de esta piedra la alegría entra en la vida de las personas con demasiada inflexibilidad y autodisciplina.
  • Ayuda a recordarnos cuál es el auténtico propósito en la vida, y a no desviarnos del camino para lograr nuestras metas vitales.
  • Aporta fuerza, y su color cambiante es un recordatorio de que la vida no es sólo lo que parece ser. Nos incita a mirar qué se esconde bajo la punta del iceberg.
  • Las alejandritas son estupendas para promover la autoestima y el bienestar emocional.
  • La piedra ayuda a gestionar los cambios de energía interior que se corresponden con la edad y la maduración.
  • Poderosa gema en lo que a concentración y conocimiento de uno mismo se refiere.
  • Los metafísicos dicen que los cristales de alejandrita se pueden utilizar para ayudar a regresar al origen del tiempo y para conectarse con el comienzo del desarrollo propio.

 

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.