Ágata de fuego

[Total:1    Promedio:5/5]

Qué es el Ágata de fuego

El ágata de fuego, como todas las calcedonias, es una variedad microcristalina del cuarzo, con fórmula química SiO2.  Se trata de una variedad muy rara de ágata que toma su nombre precisamente de su característico aspecto. Ágata de fuegoEste mineral se caracteriza por tener iridiscencias doradas sobre un fondo rojizo, debido a la presencia de óxidos de hierro. Estos bellos reflejos anaranjados la hacen muy apreciada tanto en joyería como por los aficionados al coleccionismo de piedras. También hay que mencionar la importancia que tiene el ágata de fuego en cuanto a sus poderes esotéricos se refiere, ya que se le supone un alto valor energético y se la considera como una piedra de acción y voluntad. Si quieres saber más cosas sobre esta mágica, y poco conocida, piedra, no dejes de leer hasta el final.

Formación

Millones de años atrás, debido a la actividad volcánica, el agua caliente saturada con sílice coloidal y óxido de hierro se fue filtrando en las grietas y cavidades de las rocas bajo la superficie de la Tierra. A medida que la solución se enfriaba, el silicato y el óxido de hierro fueron precipitando acumulandose en capas de calcedonia. Es característico del ágata de fuego que aparezca en formaciones botroidales,  con aspecto parecido al de las uvas de un racimo.

Propiedades

El brillo iridiscente característico del ágata de fuego  es un fenómeno óptico causado por la difracción de la luz. A medida que ésta pasa a través de las diferentes capas de la gema, se provoca un efecto prisma que hace que la luz se descomponga en diferentes colores. En el caso de la ágata de fuego, las capas alternas están compuestas de limonita, óxido de hierro goethita y sílice. Es la composición única de sus capas internas lo que distingue a la ágata de fuego de cualquier otra variedad de ágata.

Como el resto de las piedras preciosas pertenecientes a la familia de las calcedonias agatizadas, el ágata de fuego tiene  una dureza de 6.5 a 7 en la escala de Mohs y una densidad de 2.59 a 2.67 gr/cm3; no presenta exfoliación y se puede identificar por su composición de dióxido de silicio. Se distingue de las otras ágatas por su notable irisación causada por la difracción de la luz, que como ya hemos explicado, es consecuencia de su estructura en capas.

Formula química :SiO(Óxido de silicio)
Clasificación :Óxidos
Cristalización :Sistema Trigonal
Hábito cristalino :Son típicas las formaciones botroidales.
Exfoliación :No presenta
Tenacidad :Quebradizo
Dureza:6.5 – 7
Densidad :2,58 a 2,67 gr/cm3
Fractura :Concoidal
Radio actividad :No presenta
Color :Marrón – Rojizo – anaranjado
Transparencia :De translúcida a opaca
Brillo :Vítreo ceroso
Índice refracción :1.540 – 1.550 (Biáxico positivo)
Birrefringencia :0.008 – 0.010
Dispersión :0.009
Pleocroismo :No
Yacimientos :En cavidades y grietas de rocas ígneas.
Localización :México y el suroeste de los Estados Unidos.

Yacimientos

El ágata de fuego se encuentra sólo en unos pocos lugares en todo el mundo. Las fuentes más importantes de esta piedra preciosa están en México y el suroeste de los Estados Unidos. Los yacimientos de ágata de fuego se encuentran en las áreas entre Kingman, Arizona y Needles, California, así como en las áreas circundantes del Río Colorado.

El ágata de fuego mexicana proviene de las minas de Calvillo en el estado de Aguascalientes, México. Hay 23 minas conocidas cerca de las montañas de Calvillo.También se puede encontrar en San Luis Potosí y en Chihuahua, México. La ágata de fuego de San Luis Potosí es conocida sólo por exhibir fuego dorado; la iridiscencia con el espectro del arco iris es extremadamente rara debido a una composición mineral distinta.

Gemas similares y reconocimiento

El ópalo de fuego es una de las gemas que los aficionados a las piedras, sobre todo los primerizos, suelen confundir con el ágata de fuego. Hay que tener en cuenta que ambas son dos gemas muy distintas que no se forman de la misma manera ni en los mismos lugares.

También puede confundirse con el ágata piel de serpiente que es una variedad de cornalina. Pero se puede distinguir porque, esta última, tiene en su superficie un aspecto de craqueado con líneas blancas, que dista mucho de los colores marrones anaranjandos y del aspecto botroidal que presentan las genuinas ágatas de fuego.

Usos

El ágata de fuego es una piedra que por su rareza es muy demandada tanto por coleccionistas como por aficionados a las piedras en general.

Este tipo de ágata resulta realmente atractiva para ser trabajada en joyería ya que tiene muchos adeptos tanto por su hermoso brillo vítreo, ligeramente ceroso, como por la exclusividad que da la escasez de la propia piedra en sí. Además, por su durabilidad, 6.5 – 7 en la escala de Mohs, se presta para la realización de cualquier tipo de joya, incluidos los anillos y las pulseras de uso diario. A menudo se utiliza para crear interesantes colgantes, alfileres o broches.

Anillo con ágata de fuego
Anillo con ágata de fuego

El ágata de fuego de alta calidad puede ser tan impresionante en su juego de color como el ópalo negro fino, pero a un precio mucho más asequible. Esta piedra, que algunos consideran semipreciosa, se puede presentar en ejemplares opacos y translúcidos. Las más solicitadas son las ágatas de fuego translúcidas.

Habitualmente se talla en cabujones, tablas, y formas libres y de fantasía. Las piedras deben estar perfectamente cortadas para maximizar la irisación. La talla del ágata de fuego requiere un esmerilado y pulido cuidadoso para realzar la belleza de las formas botroidales que aparecen bajo su superficie. Además, pasarse en el tallado puede suponer estropear el efecto de irisación, mientras que si el lapidario se queda corto, la piedra resultará opaca y poco atractiva.

Ágata de fuego tallada en cabujón
Ágata de fuego tallada en cabujón

Cuidados y limpieza del ágata de fuego

El ágata de fuego es una variedad del mineral cuarzo y por lo tanto es un material bastante duro y que no requiere de cuidados especiales. El cuarzo tiene una dureza y durabilidad relativamente buenas ya que no existen apenas materiales, al menos en grandes cantidades, en el medio ambiente con una dureza mayor. Solo el zafiro, el rubí, la esmeralda y el diamante son más duros. Esto significa que su resistencia al rayado en el uso cotidiano es alta.  Sin embargo, hay que evitar por todos lo medios que reciba cualquier tipo de golpe.

Aunque la mayor parte del cuarzo es fácil de limpiar y mantener, en el caso de las ágatas y la calcedonia, al estar constituidas por material poroso, pueden absorber fácilmente colores no deseados. Para limpiar tus piedras de ágata de fuego, simplemente usa agua corriente y un jabón suave. Limpialas con un cepillo de cerdas blandas y asegurate de enjuagarlas bien  para eliminar cualquier residuo de jabón. Luego sécalas con un paño suave.

Evita exponerlas de forma prolongada a la luz directa o al calor y evita las fluctuaciones extremas de temperatura ya que algunas variedades son especialmente sensibles. Como con la mayoría de las gemas, evita el uso de vaporizadores térmicos y limpiadores ultrasónicos.

Siempre quítate las gemas y las joyas antes de hacer ejercicio, practicar deportes o realizar tareas domésticas. Cuando guardes tus piedras preciosas de cuarzo, hazlo por separado y lejos de otras piedras preciosas para evitar arañazos. Si es posible, envuélvelas individualmente con un paño suave o colócalas dentro de un joyero forrado de tela para mayor protección.

Propiedades mágicas

El ágata fue utilizada como piedra preciosa por los antiguos egipcios hace más de 3.000 años. Esto la convierte en una de las piedras preciosas más antiguas mencionadas en la historia. Sin embargo, esta gema sólo ha estado disponible comercialmente desde no hace muchos años. El ágata, en general, es apreciada como una piedra de prosperidad, buena salud y longevidad. Se asocia con la protección de los elementos y se cree que ayuda a la comunicación con todas las cosas de la naturaleza. El ágata de fuego en particular tiene una energía calmante que aporta seguridad y protección. Tiene poderes de conexión a tierra especialmente fuertes.

Estas son algunas de las propiedades esotéricas del ágata de fuego:

  •  El ágata de fuego es beneficiosa para los ojos, la vista y los trastornos de la visión nocturna.
  • Ayuda a superar los miedos.
  • Facilita la eliminación de toxinas
  • Reduce los trastornos intestinales: hinchazón, diarrea, estreñimiento, síndrome inflamatorio crónico.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Reduce considerablemente los sofocos provocados por la menopausia.
  • El ágata de fuego, como todas las piedras rojizas, proporciona mucha energía pero puede provocar estados de demasiada excitación. No es recomendable usarla por la noche.
  • Es una piedra protectora muy poderosa, usada para repeler y derrotar maldiciones. Forma un sólido escudo de energía alrededor de su portador.

    Colgante con ágata de fuego
    Colgante con ágata de fuego
ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.