Diópsido

[Total:1    Promedio:5/5]

Qué es el diópsido

El diópsido es uno de los miembros más abundantes del grupo de los piroxenos. Se trata de un silicato de magnesio y calcio con fórmula química CaMg(Si2O6). Este mineral debe su nombre a la combinación de las dos palabras griegas “di” (dos o doble) y “opsis” (apariencia),  pues en muchas ocasiones sus cristales crecen en dos direcciones diferentes. Diópsido en bruto

Esta piedra preciosa fue descrita por primera vez por el naturista y estadista José Bonifacio de Andrada e Silva, en 1800. Hasta finales del siglo XX era únicamente considerada como una piedra de colección. Sin embargo, con el descubrimiento, en 1988, de importantes yacimientos de cromo diópsido en Siberia,  esta gema empezó a tener mayor repercusión en el mercado de las piedras preciosas.

Esta variedad de diópsido es también conocida con el término equívoco de Esmeralda Rusa, debido a que los ejemplares de calidad tienen un color muy parecido a esta piedra preciosa. Gracias a esta similitud es considerada una alternativa, con un precio bastante más asequible, a piedras verdes como la esmeralda, la tsavorita, el peridoto o la turmalina verde. Sin embargo, debido a su poca dureza, no se lo puede considerar un verdadero competidor de las piedras antes mencionadas. Además, en los ejemplares de tamaño grande, el color verde se oscurece  demasiado y se aleja del verde esmeralda, perdiendo así su principal atractivo. Por este motivo los cromodiópsidos que suelen comercializarse, rara vez superan los dos o tres quilates.

Formación

El diópsido aparece principalmente como mineral primario en basaltos y andesitas ricas en olivino. En este tipo de rocas los cristales que se forman suelen ser de pequeño tamaño.

Su formación también suele ocurrir durante el metamorfismo de contacto de las calizas y dolomías. La mayor parte del diopsido cristalino utilizado para tallar gemas facetadas, y el diopsido granular utilizado como piedra ornamental, se encuentra en estos depósitos de carbonato.

Este mineral precioso es más abundante en el manto que en la corteza terrestre . Por ello el diópsido es muy común en rocas como las kimberlitas y peridotitas que se formaron durante erupciones volcánicas de origen profundo.

Aparece en cristales, a veces muy bien formados, de varios colores, alargados y más bien planos. Suelen prevalecer los tonos verde claro, con manchas verde-oscuras, el verde esmeralda (cromodiópsido), el violeta (estas piedras se conocen con el nombre de Violana), el amarillo e, incluso en raras ocasiones, pueden encontrarse diópsido en color azul o rojizo.

Propiedades

Fórmula química :CaMg(Si2O6) Silicato de magnesio y calcio
Clasificación :Silicatos
Cristalización :Sistema monoclínico.
Hábito cristalino :Cristales columnares cortos.
Exfoliación :Buena
Tenacidad :Frágil
Dureza :5 -6
Densidad :3.22 – 3.38
Fractura :Desigual
Fluorescencia :Violeta, naranja, amarilla, verde
Color :Verde, amarillo, incoloro
Transparencia :De transparente a opaco
Brillo :Vítreo
Índice de refracción :1.664 – 1.730 (Biáxico positivo)
Birrefringencia :0.024 – 0.031
Pleocroismo :Débil: Amarillo – verde, verde oscuro
Yacimientos :En zonas de contacto entre rocas ígneas y calizas y también como componente de numerosas rocas, principalmente de origen metamórfico.
Localización :Rusia, Birmania, Finlandia, India, Madagascar, Austria, Sri Lanka, Sudáfrica, y EE.UU.

Tipos de diópsido


Existen diferentes variedades de diópsido, pero en calidad gema estos son las más importantes:

Cromodiópsido

El diópsido de cromo es una variedad de un precioso color verde esmeralda. Este tono verde intenso es debido a la presencia de cromo dentro de la estructura cristalina de la piedra. A raíz de su relativamente reciente descubrimiento, en Rusia, se ha comercializado con gran éxito como una piedra preciosa que constituye una alternativa de menor precio a la esmeralda y a otras gemas verdes más caras. Por contra, su poca durabilidad supone el mayor inconveniente de su utilización en joyería.

Esta gema suele montarse en colgantes, collares, y sobre todo en pendientes, ya que las piedras son relativamente fáciles de emparejar, debido a que los cristales habitualmente son bastante uniformes tanto en color como en transparencia.

A causa de su ya mencionada falta de dureza, es menos recomendable engarzar cromo diópsido en anillos y sortijas. En cualquier caso, si te encaprichas de un anillo con esta gema, procura que la piedra esté montada de tal forma que quede lo mejor protegida posible.

La mayor parte del cromodiópsido que se comercializa con calidad gema, se extrae de yacimientos de una remota región siberiana conocida como Inagli.

El diópsido de cromo puede a veces confundirse con piedras de colores similares como la hiddenita, la moldavita, el peridoto, la esmeralda, la verdelita, la prasiolita, o el granate tsavorita.

Cromodiópsido
Cromodiópsido

Diópsido estrella

Esta variedad de diópsido, también conocida como Black star, posee una dureza de 5,5 en la escala de Mohs, lo que la convierte en una piedra bastante delicada para ser usada en joyería. Habitualmente suele ser opaca y de color negro, aunque puede aparecer en tonos grises y verdosos. Sin embargo, el rasgo característico de esta gema es que posee un marcado fenómeno de asterismo. El diópsido estrella contiene inclusiones en forma de aguas que se alinean y se cortan de tal forma que configuran una estrella blanca de cuatro rayos.  Una curiosidad, es que existen otras piedras que presentan este fenómeno de asterismo, como por ejemplo los zafiros y rubíes, pero las estrellas están siempre formadas por seis rayos, en lugar de los cuatro que exhibe típicamente el diópsido Black Star.

Esta piedra preciosa se corta siempre en forma de cabujón porque es la talla que mejor exhibe este fenómeno de asterismo. Aún siendo una piedra con poca durabilidad, debido a su belleza y originalidad, es muy común encontrarla en multitud de diseños de joyería. Habitualmente se monta en colgantes, pendientes, broches, collares, pulseras e, incluso, anillos.

La mayor parte del diópsido estrella que hay en el mercado proviene de la India. Los yacimientos más importantes se encuentran en los estados de Uttar Pradesh, Andhra Pradesh, Rajasthan y Karnataka.
En Birmania también existen yacimientos donde se extrae esta gema.

Diópsido estrella
Diópsido estrella

Violana

Esta variedad de diópsido debe su color violeta – azul claro a la presencia de manganeso en su estructura cristalina. Se trata de un mineral formado durante el metamorfismo de calizas y tiene una textura granular muy parecida a la del mármol.

Suele tallarse en formas de cabujón  y cuentas que una vez pulidas resultan muy atractivas. También se usa para realizar artículos ornamentales, aunque al ser un material raro apenas tiene presencia a nivel comercial.

Violana, corte cabujón
Violana, corte cabujón

Diópsido Tashmarine

El diópsido Tashmarine, que significa piedra de color océano, es de color verde amarillento claro y procede de un yacimiento recientemente explotado en el este de Uzbekistán. Este término fue acuñado recientemente por la compañía Columbia Gem House en Vancouver.

Se trata de una variedad de gema que no se conocía hasta hace muy poco tiempo. De hecho, podría decirse que es el primer descubrimiento de una piedra preciosa en el siglo XXI ya que se encontró el primer ejemplar en 2002. Aparece en cristales habitualmente muy transparentes con una dureza de 5,5 en la escala de Mohs y en tamaño que van desde los 0,5 hasta 50 quilates.

Habitualmente se corta en talla oval y en forma cushion o cojín.

Diópsido Tashmarine
Diópsido Tashmarine

Talla y usos del diópsido

Aunque el diópsido es un mineral relativamente abundante, los ejemplares co

n calidad gema constituyen sólo una pequeña parte. Los mejores y más solicitados ejemplares son aquellos que son transparentes y que poseen una profundo color verde.

El diópsido es una gema que puede cortarse tanto en cabujones con en prácticamente todas las tallas facetadas existentes. Las tallas más comunes son la ovalada, cuadrada, esmeralda, redonda, pera y cojín.

Con la excepción de las piedras con un tono realmente claro, el diópsido suele tallarse en tamaños pequeños para evitar el indeseable oscurecimiento de la gema. Estas piedras, en tamaños grandes tienden a adoptar un color casi negro.

No es una gema que resulte fácil de tallar. El lapidario tendrá que ser muy cuidadoso a la hora de trabajar la piedra ya que debido a su buena exfoliación cualquier presión incontrolada puede resultar en una rotura de la gema.

Cromodiópsido, talla triangular
Cromodiópsido, talla triangular

Propiedades curativas del diópsido

Estas son algunas de las beneficiosas propiedades que se le atribuyen a esta gema:

  • Se dice que es bueno para la sangre, especialmente para la creación de glóbulos rojos.
  • También ayuda a regular los glóbulos blancos en la sangre.
  • Regula la coagulación, siendo recomendable para personas predispuestas a los moratones y heridas en general.
  • Mantiene los dientes fuertes y libres de caries.
  • Protege a los niños y los mantiene sanos.
  • Estimula los riñones.
  • Equilibra la producción de hormonas.
  • Eficaz contra los calambres musculares.

    Colgante de plata con cromo diópsido
    Colgante de plata con cromo diópsido

Cuidados del diópsido

Por último, sólo recordar que se trata de una piedra bastante delicada y que, por tanto, han de observarse unas mínimas normas de cuidado y mantenimiento de estas gemas. A tener en cuenta:

  • Como cualquier tipo de diópsido es muy vulnerable a golpes y arañazos.
  • Procura no exponerlo a productos químicos.
  • Intenta no usarlo cuando se vayas realizar faenas del hogar.
  • No te lo pongas si vas a realizar deporte o actividades donde podrías exponer la piedra a golpes u arañazos fortuitos.
  • Guárdalo en un estuche individual. Si no fuera posible procura que no tenga contacto con otras joyas, o piedras de mayor dureza, ya que correría el riesgo de rayarse.
ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.