Lección 2

[Total:1    Promedio:5/5]

 

 

Hola, de nuevo!!! No dirás que no te he dejado tiempo para que leas y madures la lección anterior… Si no lo has hecho aún pincha aquí antes de seguir adelante. Si ya lo hiciste, entonces ya estás preparado para seguir aprendiendo sobre este apasionante mundo de las piedras preciosas. Hoy  tengo un montón de cosas interesantes que contaros, así que… ¡Vamos allá!

Minerales y Rocas

La mayoría de las gemas son de origen mineral(algunas como, por ejemplo,  el coral, las perlas, el marfil, o el ámbar ya deberías saber que no lo son.), por lo que resulta de gran interés que conozcas y comprendas qué son los minerales.

Definiremos mineral como un elemento o compuesto químico, cristalizado, que se encuentra de forma natural en la corteza terrestre. Un mineral se caracteriza por tener una composición química definida, aunque ésta puede ser variable, y unas propiedades físicas constantes dentro de unos márgenes estrechos. Su formación es el resultado de diferentes procesos geológicos inorgánicos o geogenéticos.

Uff, vaya lío de definición😰 , ¿no? Tranqui, tranqui, que yo te lo aclaro en un santiamén 😎

Cuando hacemos la distinción entre un elemento o un compuesto químico, lo que queremos decir es que un mineral puede estar formado por tan solo uno de los elementos químicos identificados en la naturaleza, o bien por la combinación de varios de estos. El diamante, por ejemplo, está formado por un solo elemento: Carbono. En el cuarzo, sin embargo, su estructura química está formada por átomos de silicio y de oxígeno(SiO2), por tanto existe la combinación de más de un elemento, el silicio por un lado y el oxígeno por el otro.

El concepto cristalizado, o cristalino(de ahí viene lo de cristal de cuarzo, por ejemplo), implica que los átomos que conforman los minerales están ordenados, es decir, presentan una distribución tridimensional regular y, por lo tanto, los minerales crecen limitados por caras habitualmente planas. Esta forma de crecimiento es lo que permite en muchas ocasiones distinguir unos minerales de otros.

Por otro lado, existen unas sustancias, denominadas mineraloides. La diferencia con los minerales es que en el caso de los mineraloides, aún siendo sustancias sólidas, su estructura interna no está ordenada, es decir, los átomos que componen estas sustancias se distribuyen de forma no cristalina, o amorfa. A menudo, dada su composición química y distribución en la naturaleza pueden ser tratados junto a los minerales. Algunos ejemplos de mineraloide son el ópalo, y la calcedonia. Ambos tienen la misma composición química que el cuarzo pero, por el contrario, no presentan una estructura atómica ordenada.

No todos los minerales poseen una composición química definida, sino que en algunos se da el caso de que cierto porcentaje de los átomos que los componen han sido sustituidos por otros. Esto es muy fácil de entender con unos ejemplos:

El cuarzo(dióxido de silicio) tiene una composición química definida: SiO2. Lo mismo ocurre con la fluorita(fluoruro cálcico F2Ca) o el corindón(óxido de aluminio Al2O3).

Sin embargo, existen otros casos de minerales donde sin apenas modificación en su estructura existe una diferencia notable en su composición. Por ejemplo, el silicato de magnesio o forsterita (Mg2SIO4) a veces presenta una sustitución de átomos de magnesio por átomos de hierro, y como resultado aparecen cristales de olivino(Mg,Fe)2SIO4.

Todos los ejemplares de un mismo mineral tienen en común unas características ópticas, eléctricas, mecánicas, magnéticas, etc.,  prácticamente iguales.

Finalmente, cuando decimos que los minerales se han formado mediante procesos inorgánicos o geogenéticos, a lo que nos estamos refiriendo es que se excluyen de esta categoría los materiales creados por procesos biogenéticos, es decir, donde han intervenido directamente los seres vivos para su formación. Por ejemplo, la perla o el coral (como ya os adelanté al principio), que aun siendo materiales gemológicos no están considerados minerales.

Qué es la mineralogía

Al igual que, como ya vimos en la pasada lección, la gemología es la ciencia que se encarga del estudio de las gemas, la mineralogía hace lo propio con los minerales.

Qué son las rocas

Nada más fácil 😅!!! Una roca es un agregado de minerales que presenta una estructura interna definida. En la composición de las rocas suele haber algunos minerales que predominan, llamados minerales principales; el resto de minerales que los acompañan en la formación se denominan minerales secundarios o accesorios.

Como ejemplo de roca monomineral podemos citar el mármol blanco, formado casi por completo por Calcita (CaCo3).

Bloque de mármol blanco
Bloque de mármol blanco

El granito, sin embargo es una roca constituida por diferentes minerales. Los más abundantes son el cuarzo, los feldespatos y las micas. En el granito, a simple vista, puedes distinguir la gran cantidad de minerales que lo conforman.

Bloque de granito
Bloque de granito

Los distintos tipos de rocas presentan diferente textura, es decir, diferente disposición de los minerales constituyentes en su interior. Por ello, el estudio de la composición mineralógica, así como de su disposición en el interior de la roca, es imprescindible para la identificación y clasificación de ésta. La ciencia que estudia las rocas es la petrografía o petrología.

Individuo, Grupo, Especie, Variedad mineralógica y Gemológica

Llegados a este punto es muy importante que sepas comprender y distinguir cada uno de estos conceptos. No te preocupes, que en un periquete te familiarizarás con cada uno de ellos.

Individuo mineral

Bueno, esto es muy fácil, la misma palabra individuo te lo está diciendo… Este concepto se refiere a un cristal mineral independiente, un trozo de mineral o un grano o parte constituyente de una roca. Por ejemplo, ese cristal de cuarzo que compraste en la última feria de minerales en la que estuviste, que sacas de su cajita de vez en cuando para acariciarlo casi con devoción mística 😂.

Cajita con cristal de cuarzo

Grupo mineral

Denominamos grupo al conjunto de minerales de similar estructura y propiedades, pero cuya composición química varía de unos a otros, dentro de unos límites. Dentro de cada grupo se incluyen varias especies. Por ejemplo, el grupo de los granates incluye las especies: piropo, almandino, espesartina, grosularia, andratita y uvarovita.

Especie mineral

Se trata del mineral con una composición, estructura y propiedades definidas. Por ejemplo, el cuarzo, el diamante, el topacio, etc.

Topacio en bruto
Topacio en bruto

Variedad mineralógica

Ejemplares dentro de una especie mineralógica que presentan diferencias en su color, aspecto, transparencia, etc. Por ejemplo, el bort es una variedad mineralógica del diamante(sin ningún tipo de valor gemológico) que se usa con fines industriales.

Variedad gemológica o noble

Son aquellas variedades mineralógicas que por sus cualidades especiales son tratadas en gemología. Por ejemplo, los zafiros y rubís, son variedades gemológicas del corindón. De la misma forma son variedades del berilo, la esmeralda,  la aguamarina, o la morganita. O, en el caso del grupo de los granates, el  demantoide es una variedad de la especie andratita.

En fin, creo que ya has tenido bastante por hoy. Espero que te hayan quedado claros todos los conceptos que te he mostrado y que la lectura de este post, dentro de lo que cabe, te haya resultado lo más amena posible. Ten en cuenta que, aunque ahora todo te parezca un poco abstracto, estás aprendiendo los principios básicos de la gemología, y que cada una de estas definiciones y conceptos es una pieza importante para armar el puzle de entrada al conocimiento del gran mundo de las piedras preciosas.

Bueno, si te quedaste con ganas de aprender más, nos vemos en la próxima lección 😉!!!!!!