Rubí

[Total:1    Promedio:5/5]

Que es el rubí

La palabra rubí viene de “ruber”, que significa rojo en latín. Las culturas primitivas creían que los rubíes tenían el poder de la vida debido a su similitud con la sangre. Otra curiosidad es que los rubíes se mencionan cuatro veces en la Biblia, siempre asociados con atributos como la belleza y la sabiduría. Cristal de rubíAdemás, los rubíes pueden alcanzar el precio por quilate más alto de todas las piedras de colores. Esto hace de esta gema una de las más importantes en el mercado de las piedras preciosas.

El nombre científico del rubí es corindón. Se trata de un óxido de aluminio donde las impurezas de cromo le dan su típico color rojo. Precisamente es este rasgo característico, el color, lo que lo diferencia de su hermano el zafiro. Sólo los corindones de color rojo se consideran rubís, siendo los colores restantes, incluido el corindón incoloro, denominados zafiros.

Formación del rubí

La mayor parte del corindón con categoría de gema, se encuentra en rocas metamórficas (rocas que se han formado debido a la alta presión y al calor) como el esquisto o gneis, y rocas ígneas (rocas formadas por flujos de lava que se han enfriado y solidificado) como el basalto o la sienita. Los rubíes de mayor calidad se forman habitualmente en mármol. El mármol es una roca metamórfica que se forma cuando la roca caliza es sometida a altas temperaturas y a grandes presiones  en el interior de la corteza terrestre. El bajo contenido en hierro del mármol le permite producir cristales con colores rojos especialmente intensos.

Las rocas de basalto también albergan cristales de rubí, pero a diferencia que en el mármol las concentraciones de hierro son mucho más altas en el basalto y esto hace que los rubíes, formados en este tipo de roca, sean de un rojo más oscuro con tendencia a mostrar tonos cercanos al morado violáceo.

Origen

Los rubíes más buscados se extraen en Myanmar (Birmania). Tailandia y Madagascar son también conocidos por sus impresionantes yacimientos de rubíes. Si nos fijamos dónde quedan estos lugares en un mapa, comprobaremos que todos ellos rodean el Océano Índico.  Y si nos retrotraemos millones de años atrás, cuando los continentes aún no se habían separado y formaban el supercontinente Pangea, veremos que, curiosamente, todas estas regiones estaban alineadas entre sí.

Fueron los movimientos tectónicos de las placas de la tierra los que separaron estas regiones en las formas continentales que conocemos hoy. El valle de Mogok en Birmania fue la principal fuente mundial de rubíes durante siglos. Esa región produjo algunos rubíes muy finos, pero en los últimos años se han encontrado pocos rubíes buenos ya que las minas se han ido agotando. Los cristales de rubí rara vez se extraen directamente del mármol o del basalto en el que se forman. La extracción de las pequeñas gemas de estas rocas duras resulta muy costosa y, además, muchos rubíes terminan rotos durante el proceso de extracción.

Los rubíes son muy duros,  9 en la escala de Mohs, y por tanto muy resistentes a cualquier tipo de erosión. Gracias a esto, el paso del tiempo ha ido erosionando la roca que los contenía  liberando a los cristales. Luego, éstos fueron arrastrados por el agua de los ríos acabando en depósitos sedimentarios o placeres, donde hoy en día se extraen los mejores ejemplares.

 

Mina de rubíes en Mogok
Mina de rubíes en Mogok.

Como todos los corindones, el rubí cristaliza en el sistema trigonal romboédrico. Sus cristales son generalmente tabulares formados por un prisma corto, terminado en caras pinacoidales de forma hexagonal, con pequeñas caras romboédricas y piramidales.

Propiedades

El rubí muestra el color rojo debido a la presencia en su estructura de Cr3+. El color rojo muy intenso, conocido como sangre de pichón, donde el contenido en cromo puede alcanzar un 4%, es el que se considera de mayor calidad y por tanto el que alcanza la mayor cotización. También hay rubíes cuyo color va del rojo pardo al morado violáceo, debido a la presencia en su composición de hierro acompañando al cromo. A medida que el tono se va alejando del rojo es rubí se va considerando menos valioso.

Fractura:Concoidea.
Exfoliación:No presenta.
Densidad: 4.02 gr./cm3
Brillo:Sub admantino.
Transparencia:De transparente a opaco.
Índice de refracción:1.762 – 1778
Birrefringencia:0.008 (Uniáxico negativo).
Dispersión:0.018
Pleocroismo:Intenso.
Rubí natural sangre de pichón
Rubí natural, en bruto, “sangre de pichón”.

Yacimientos

Estos son los principales yacimientos de rubíes:

Birmania

Son los más famosos del mundo, siendo el yacimiento de Mogok donde se han encontrado los mejores ejemplares, en sedimentos aluviales. Su producción actual es escasa, con sistemas de extracción artesanales.

Rubí de Birmania
Rubí de Birmania
Thailandia

Produce rubíes desde primeros del siglo XX. Los yacimientos tailandeses cobraron importancia a raíz del agotamiento de los yacimientos de Birmania. El color de los rubíes extraídos de esta zona suele ser morado, ya que contienen mucho hierro. Zona de Trat y Chanthaburi son las localidades productoras de esta piedra preciosa.

Rubí tailandés
Rubí tailandés
Sri Lanka

El rubí es escaso y de pequeño tamaño, en esta zona. Son frecuentes las piedras con presencia de asterismo. El color suele ser rosado. La zona más productiva es Ratnapura.

Rubí natural sangre de pichón
Rubí con fenómeno de asterismo. Típica estrella de seis puntas.
Kenia – Tanzania

Presentan buen color a la luz de día, pero bajo luz fluorescente pasan a tonos morados. Tienen muchas fisuras y su color es turbio.

Rubí de Tanzania
Rubí de Tanzania

Inclusiones en el rubí

Son frecuentes y típicas de cada yacimiento las inclusiones en el rubí. Estás son las inclusiones más comunes por zona de procedencia:

Sri Lanka
  • Agujas de rutilo fina y largas que se cortan a 120º, formando sedas, o cristales prismáticos de color oscuro.
  • Pequeños cristales de zircón, con halos pleocroicos por defectos radioactivos.
  • Cristales de apatito prismáticos redondeados y blanquecinos, tanto cortos como alargados.
  • Cristales dorados, amarillentos, pardos o negros de pirita y pirrotina con típico brillo metálico.
  • Inclusiones monofásicas y bifásicas.
  • Inclusiones líquidas formando velos o canales que se comunican.
Mogok(Birmania)
  • Agujas cortas, pardas o amarillas de rutilo formando masas que se cortan a 120º
  • Cristales de calcita romboédricos o redondeados, incoloros o blanquecinos, opacos o transparentes.
  • Inclusiones sólidas de blenda de color amarillo miel transparente, redondeadas y orientadas.
  • Cristales tabulares amarillentos de esfena.
  • Cristales negros octaédricos de espinela.
  • Olivino y apatito en prismas cortos.
  • Escasas inclusiones líquidas.
Thailandia y Camboya
  • Cristales de granate almadino de color pardo rojizo rodeados por grietas rellenas de líquido oscuro debido a la abundancia de hierro.
  • Apatito en prismas cortos, amarillo y opacos.
  • Cristales de piroxeno y plagioclasas, prismáticos e incoloros.
  • Inclusiones de pirrotina.
  • A veces presencia de plumas.
  • Depósitos aciculares de boehmita blanquecina con fracturas de estrés dando aspecto de flecos.
Kenia y Tanzania
  • Rutilo en exsolución en planos de crecimiento.
  • Abundancia de prismas de apatito de tonalidad violácea.
  • Octaedros de espinela y cristales redondeados e incoloros de pargasita y zoisita.
  • Grafito y pirrotina en cristales oscuros

Piedras parecidas al rubí y reconocimiento

En el caso del rubí se puede confundir sólo con el granate y con la espinela. Sin embargo, es fácil de distinguir pues el granate y la espinela son isótropos o monorefringentes  mientras que el corindón rojo es anisótropo o birrefringente. Además el índice de refracción es diferente en las tres piedras.

Tratamientos del rubí

Casi todos los rubíes de calidad gema se someten a tratamientos estándar para mejorar ligeramente su calidad. Existen tres tipos de tratamientos: calentamiento, aceitado o engrase, relleno de vidrio.

  • El tratamiento por calentamiento, o térmico, se utiliza para mejorar y acentuar el color de la piedra. Es un tratamiento permitido y prácticamente todos los rubíes que hay en el mercado han sido calentados. Este tratamiento es permanente.
  • El tratamiento de tintado(no recomendable) se aplica en piedras con estructura porosa o con fisuras superficiales. La técnica consiste en la introducción de un colorante dentro de la piedra que tinta su color. Se suele usar en rubíes de baja calidad. Podría no ser un tratamiento permanente, y por otro lado podría enmascarar posibles defectos estructurales de la gema.
  • El tratamiento de difusión(no recomendable) consiste en introducir productos químicos en las gemas que luego serán calentadas a altas temperaturas. Los químicos alteran la capa superficial de la piedra y consiguen modificar el color superficial. Podría no ser un tratamiento permanente, y por otro lado podría enmascarar posibles defectos estructurales de la gema.

Todos los tratamientos están permitidos siempre y cuando se informe claramente de ello al cliente, si no se estaría incurriendo en fraude. A tener en cuenta que, las piedras tratadas  por tintado o difusión suelen ser gemas de baja calidad con muchas fisuras y por lo tanto sus precios son considerablemente más bajos.

Propiedades mágicas del rubí

Siempre se ha dicho que los rubíes tienen muchos efectos positivos y propiedades mágicas. El rubí está asociado con el sol, y antiguamente se pensaba que preservaba la salud mental y física.

En la Edad Media, los rubíes eran vistos como una piedra de profecía. Se creía que la piedra se oscurecía cuando el peligro estaba cerca. Iván el Terrible de Rusia declaró que los rubíes eran buenos para el corazón, el cerebro y la memoria. Una prescripción del siglo XIII para curar problemas hepáticos requería rubí en polvo. En los siglos XV y XVI, se creía que los rubíes contrarrestarían el veneno. Cuando se frotan sobre la piel, también se cree que restauran la juventud y la vitalidad.

Durante miles de años, el rubí fue considerado la piedra del amor, la energía, la pasión, el poder y la alegría de vivir. Como ninguna otra piedra preciosa en el mundo, el rubí es el símbolo perfecto para sentimientos poderosos. El otro elemento importante del rubí, además del fuego, es la sangre. Se dice que el rubí restaura las fuerzas vitales de la vida y aumenta la energía y el vigor. Es también conocido como la piedra de la valentía, y la leyenda nos cuenta que una persona que posee un rubí puede caminar por la vida sin miedo al mal o a la desgracia.

Cómo comprar un rubí

La compra de un Rubí puede ser una tarea difícil porque no existe un proceso de certificación estándar. Esto hace que la comparación de precios sea bastante complicada. Incluso las fotografías de piedras preciosas no siempre son lo que parecen. Considera estos pasos al elegir un Rubí.

  1. Establece tu presupuesto: Es importante saber cuánto quieres gastarte en tu rubí y no salirte del presupuesto. Recuerda que la característica principal de un rubí es su color, no su tamaño.
  2. Selecciona la forma: Hay muchas y variadas tallas para rubí, y lo primero que tienes que plantearte es qué forma quieres que tenga tu piedra. Los rubíes redondos suelen ser los más demandados.
  3. Selecciona tu tamaño ideal: El rubí se clasifica en milímetros, no en quilates. Es recomendable, si vas a comprar tu gema “online”, que hagas un dibujo en un papel con las dimensiones del rubí en el que estás interesado. Así podrás hacerte una idea visual de su tamaño antes de comprarlo.
  4. Antepón calidad a cantidad: El color y la transparencia es lo más importante a la hora de comprar un rubí. Siempre es mejor un rubí de menor tamaño y mayor calidad.
  5. Natural mejor que sintético: Siempre es mejor, aunque más caro, un rubí natural que uno creado en laboratorio. El rubí natural tiene un atractivo especial. Ten en cuenta que se trata de una gema que se formó hace millones de años… Son como una obra de arte e incluso las inclusiones funcionan como algo distintivo y que los hace únicos.
  6. Puedes comprar tu rubí online o en tienda física, ambas posibilidades son buenas. Lo importante es que sean establecimientos confiables y que tengan una buena política de devoluciones.
  7. Pregunta siempre tus dudas. Un buen joyero no tendrá ningún inconveniente en proporcionarte toda la información que necesites.

 

ADVERTENCIA

Debes recordar que aunque la sabiduría popular parece avalar el tratamiento de ciertas dolencias por medio del uso de técnicas ancestrales basadas en cristales minerales, lo cierto es que la gemoterapia, a día de hoy, no tiene ningún rigor científico. Por ello, es MUY IMPORTANTE que, ante cualquier enfermedad o dolencia física o síquica debas imperativamente acudir al médico. Recuerda que los profesionales de la sanidad son quienes mejor podrán ayudarte en caso de que tengas problemas de salud. Estas terapias de cristales son un complemento y una ayuda, pero en ningún caso pueden sustituir a la consulta de un facultativo.